Tradiciones Navideñas

Tradiciones navideñas en Argentina: comida típica y costumbres

Las costumbres de Navidad son distintas en cada país y, por lo tanto, Argentina tiene las suyas propias. A continuación, te ofrecemos información sobre las celebraciones, platos típicos y ritos que llevan a cabo los argentinos en estas fechas, los cuales pueden resultar curiosos para el resto de culturas.

Navidad veraniega

La fecha de la Navidad en Argentina es igual que en el resto del mundo: 25 de diciembre. No obstante, al encontrarse en el Hemisferio Sur, aquí reciben esta fiesta con sol y calor: es verano.

Este festejo significa para los argentinos el nacimiento de Jesús, por lo que es común que en los días previos vayan a la Iglesia o participen en la conocida Misa del Gallo, que se celebra en la víspera de Navidad.

Pese a que no haya nieve ni haga frío, la mayoría de la gente suele celebrar este día en casa y con su familia. Para ello, el 24 de diciembre organizan una gran cena. Gracias al clima, ésta puede hacerse en el jardín.

A media noche, es Papá Noel el encargado de traer los regalos a los niños. Tras esto, los jóvenes suelen salir con los amigos, mientras que los más mayores salen a dar un paseo.

En las grandes ciudades como Buenos Aires, Córdoba y Rosario, es una tradición que se tiren fuegos artificiales e incluso globos iluminados. En estos lugares, hay una importante actividad estos días, por lo que son una buena opción para pasar la Navidad.

Al día siguiente, los familiares se vuelven a reunir a comer, o visitan a otros seres queridos. También pueden aprovechar para ir a la playa, ya que en estos días los argentinos han comenzado sus vacaciones de verano.

Pese a ser una época festiva, algunos supermercados y tiendas como Carrefour o Falabella se mantienen abiertos. No obstante, otros comercios como los bancos permanecen cerrados el día de Navidad.

Comidas y cenas

Los menús de Navidad y Año Nuevo argentinos son auténticos banquetes. Al estar en verano, predominan los platos fríos y entremeses, aunque encontramos una gran variedad.

Un plato tradicional es el asado. Se elabora con carne de vacuno a la parrilla, aunque también puede ser de pollo. Tampoco puede faltar el vitel toné, un filete de ternera acompañado con salsa de atún, huevo duro, anchoa y crema de leche.

Otra receta típica es el matambre enrollado, el cual se elabora con un trozo de carne de vaca al que se le enrolla huevo cocido y pimiento, además de otros ingredientes como perejil, ajo, etc.

Para dar un toque fresco, estos platos se suelen acompañar con ensaladas de diferentes tipos: de patata y huevo, rusa, de verdura, etc. También se sacan frutos secos.

Para el postre, son comunes las ensaladas de frutas, el turrón, el budín y el helado. Asimismo, es imprescindible el pan dulce, un bollo hecho con masa de harina, leche y levadura, y adornado con pasas y frutas confitadas. En cuanto a las bebidas, predominan la sidra, el champán, el vino y los licores.

Árbol de Navidad

En las casas argentinas se comienza a preparar el árbol el 8 de diciembre, el Día de la Inmaculada Concepción. Éste es decorado con luces de colores y otros ornamentos.

El primer árbol de Navidad que se montó en Argentina fue en 1807, cuando un irlandés quiso recordar las costumbres de su país decorando el pino de una plaza pública.

En la actualidad, podemos encontrar uno en cada casa, ya que es debajo de él donde Papá Noel deja los regalos. Asimismo, también es común verlos en las plazas principales de las ciudades. En 2011, sucedió un hecho sin precedentes: el árbol de Navidad de Buenos Aires fue quemado tras una manifestación.

Además del árbol, las casas se llenan de adornos de color rojo y blanco, los niños aprovechan para hacer manualidades y se muestran las tarjetas de navidad recibidas. Asimismo, en la puerta se cuelga un calcetín rojo.

En algunas regiones del norte, como Jujuy o La Rioja, tienen tradiciones propias, como es la de montar un pesebre, el cual puede ser estático (hecho de figuras) o dinámico (formado por personas y animales reales). En muchas casas dejan la puerta abierta para que puedas entrar a admirarlo, e incluso te invitan a un aperitivo.

No solo se decoran las casas, sino que también los comercios hacen alarde de su ingenio para ornamentar sus escaparates o vidrieras de la forma más original. Incluso se llevan a cabo concursos.

Bailes y villancicos

Aunque los bailes no son demasiado típicos en el resto de Argentina, en el norte sí lo son. Aquí se celebra la danza de las cintas o trenzados. En torno a un palo, los niños bailan y van girando. Cada uno lleva una cinta de color distinta.

Este baile se ejecuta frente a los pesebres o nacimientos que se colocan en las calles. Es una especie de alegoría a la primavera y a los frutos que ésta nos otorga, los cuales se ven representados por los trenzados coloridos.

Las canciones navideñas de origen español, es decir, los villancicos, también llegaron a Argentina y han permanecido como una tradición más del país, eso sí, añadiéndole su toque especial.